martes, 16 de mayo de 2017

El saludo en las distintas partes del mundo.


El saludo es seguramente la forma más internacional de comunicación entre las personas. Como bien sabemos, no en todos los lugares se saluda de igual forma, hay determinados factores como las costumbres del país o el grado de familiaridad o de confianza con la persona saludada que inciden en cómo lo realizamos. 
A modo de resumen, vamos a realizar un  análisis de cómo interactuamos a través del saludo en distintos lugares del mundo:

-Europa:

En los países mediterráneos, España, Italia, Portugal, Grecia,  etc., somos muy aficionados a saludarnos a través de los besos, que sirven tanto para una bienvenida como para una despedida, variando la cantidad de los mismos según la zona. Son más frecuentes entre las mujeres que entre los hombres, si bien cuando hay lazos de parentesco o familiares se utilizan indistintamente por ambos sexos. En España e Italia solemos dar dos besos (en Italia uno cuando se tiene poca confianza) en lo saludos entre mujeres u hombre-mujer, en el caso de los saludos entre varones se recurre a dar la mano o a un abrazo si el grado de confianza es importante. En Francia, así como en Serbia, suelen ser tres y no dos los besos, a veces incluso alguno más. En Rusia el beso es también frecuente entre los hombres,  aunque no tiene por qué ser, como mucha gente cree, en la boca, aunque sí cerca de la comisura de los labios, y mucho más si la persona saludada es un extranjero. Junto con Polonia, es una de las pocas excepciones que se dan en la zona Norte de nuestro continente, ya que en esas latitudes el uso del beso desciende considerablemente.







 Un aspecto importante a nivel protocolario, cuando demos un beso como saludo hemos de empezar por el lado izquierdo de la cara de la otra persona,  aunque si te lo piensas, al menos en mi caso es así, no sigo ningún protocolo pero me he dado cuenta de que instintivamente sigo ese precepto.  En el resto de países, lo habitual es saludarse con un apretón de manos, si el grado de confianza es elevado se pude llegar a un pequeño abrazo, pero se recurre al beso en contadas excepciones.  En realidad, no hacen más que seguir la tendencia de estos últimos años en pleno proceso de globalización, que nos recomienda saludar de ese modo.







-Asia:

En Japón, debido a sus creencias y costumbres, el saludo está exento de todo contacto físico. Lo más habitual es una leve inclinación de la cabeza como muestra de respeto a la persona saludada. A mayor grado de respeto, mayor será la inclinación de la cabeza.
En China el saludo es igualmente una reverencia, una inclinación de cabeza o un apretón de manos ligero y prolongado. Antiguamente se saludaba estrechando la persona sus propias manos, si bien se atribuye a que por aquel entonces las fiebres y las epidemias azotaban con frecuencia el país y de este modo se evitaba el contagio.






En la India se saluda colocando juntas las manos, como si se estuviera rezando, pero si la persona saludada tiene un mayor grado jerárquico (padre, jefe), quién saluda ha de inclinarse  y tocar sus pies como muestra de respeto. Como en el caso de Japón, el contacto físico está prohibido.
En Tailandia, ese gesto de unir las manos se hace colocando las mismas a la altura de la cara.
En el Tíbet, algunas tribus se saludan mostrándose la lengua en señal de que nunca pronunciarán palabras ofensivas hacia el amigo.






En  el resto de países, casi todos ellos de cultura musulmana, y siempre entre varones, el saludo se reduce a un apretón de manos. Si el saludo es entre un hombre y una mujer, el contacto físico está mal visto, por no decir que prohibido, por lo que lo habitual es darse la mano o incluso una palmada en la espalda si no hay cierto grado de confianza.  Además, en algunos países como Bangladesh,,Pakistán o Indonesia, no se puede dar ni recibir nada de la persona saludada con la mano izquierda ya que se considera tabú. Esta mano es la del “aseo personal” por lo que se considera impropia para este tipo de protocolos.

-Africa:

En el continente africano, el saludo adquiere una expresividad si cabe más significativa que en otros lugares.  Un buen saludo consiste en estrechar la mano del saludado, pero no de cualquier forma, ha de conllevar una gran energía o impulso, vamos que cuando nos saludan por primera vez podemos ingenuamente interpretar que quien lo hace pretende más arrancarnos el brazo que saludarnos cordialmente.  Pero eso no es todo, a cada pregunta/respuesta de nuestro interlocutor se ha de responder con una expresiva sonrisa o carcajada, una evidente muestra de positividad hacia esa persona, intentando igualmente que el intercambio de sonrisas fluya entre ambos.  En ocasiones nos podemos encontrar a dos personas en la calle que parecieran estar "partiéndose de la risa", cuando lo que realmente hacen es simplemente saludarse.  Como en este continente el tiempo adquiere otra dimensión, el saludar a una persona no es un simple “hola” “¿qué tal?”, sino que lleva aparejado el preguntar por familiares, vecinos, desear que el día vaya bien…..da igual que sea tu vecino de puerta y le hayas visto hace no mucho o sea probable que le vuelvas a ver durante la jornada.





En algunos países como Kenia es costumbre saludar a cualquier persona que te encuentres en tu camino, tanto si es conocido como si no.  El protocolo marca que para ser correcto hay que pararse, saludar, preguntar cómo está nuestro interlocutor y luego ya podemos seguir nuestra ruta. De igual forma, en Mali también tiene un significado similar, y es de cortesía sobre todo saludar efusivamente a los extranjeros, desplegando toda una batería  o retahíla de expresiones que pueden durar entre 5-10 minutos.
Como saludo peculiar, citaremos el saludo de la tribu Nga (norte de Malawi), en la que cuándo dos hombres se encuentran se tocan una, dos o hasta tres veces su miembro viril, dependiendo del grado de conocimiento y respeto hacia la persona que se saluda.  Hay que tener especial cuidado con no extender el saludo hasta un cuarto “toque”, de ser así podría ser interpretado como una señal de homosexualidad.  Cuando los que se saludan son un hombre y una mujer, también se hace mediante “ese toque” en sus genitales, y cuando son dos mujeres se hace tocándose simultáneamente sus pechos.






-América:

En América del Norte, tanto en Estados Unidos como en Canadá,  el saludo habitual es el tan generalmente extendido apretón de manos, tanto a nivel social como laboral. A nivel familiar, sí se utiliza el beso, sobre todo con el cónyuge y los hijos, hermanos, etc.
En América del Sur sin embargo, además del apretón de manos,  el beso adquiere un protagonismo que para sus vecinos del Norte no tiene. Se utiliza de forma muy parecida a los países del Sur de Europa, aunque no suelen ser ni dos ni tres, sino uno,   principalmente entre hombres y mujeres, o entre mujeres, pero también entre varones. No obstante, cabe resaltar que entre los hombres se recurre igualmente al abrazo, tanto social como  laboralmente, si bien resulta claro que se transmite a través del saludo una mayor sensación de cercanía a la persona saludada, tal y como sucede en los países mediterráneos antes citados.
En algunas culturas indias (los que ya peinamos canas lo hemos visto en las pelis del oeste), se alza la mano (palma) derecha  en señal de paz, mostrando a la otra persona además que no se llevan armas en la misma.  Algunas culturas hacen además  un movimiento circular con la palma de su  mano.






Otro forma peculiar de saludar, que muchos ya conocéis, es el saludo esquimal,  en el que   las personas frotan sus narices a modo de cortesía. También es conocido como "el beso de los esquimales". 

-Oceania:

Los indígenas de Nueva Zelanda, conocidos como maorís, se saludan con un contacto simultáneo de frente y  nariz similar al de los esquimales que lleva por nombre Hongi. Ese contacto físico tan cercano provoca necesariamente un intercambio de "aliento vital", un aire que al ser compartido e intercambiado pasa a convertirse en un nexo de unión entre las dos personas.  Por su parte los nativos de la Costa del Oro, dejaban caer la toga que les cubría para poner al descubierto su espalda como muestra de confianza hacia la otra persona, al considerarla incapaz de una traición.





Ya para terminar, citaremos algunos otros que han tenido o aún tienen cierta repercusión:
-quitarse el sombrero: según la tradición cristiana este gesto supone que quien lo hace y deja al descubierto su cabeza se reconoce como más vulnerable y no representa amenaza alguna para la persona a quién lo dirige.






-saludo “scout”: se saludan con la mano izquierda, que consideran más pura y cercana al corazón, además de ser una muestra de confianza hacia la otra persona. Tiene su origen en la Edad Media, cuando los caballeros llevaban el escudo en el brazo izquierdo, con lo cual ofreciendo esta mano descuidas tu defensa y muestras así tu confianza a la persona saludada.







-el beso en la mano: una tradición procedente de la Edad Media en que se besaba la mano en señal de respeto al señor feudal. Aquellos que practiquen la religión católica y tengan  una cierta edad, reconocerán este saludo como una muestra de respeto a la jerarquía religiosa, empezando a nivel básico por los sacerdotes y llegando hasta la misma cúpula. Del mismo modo, durante mucho tiempo este tipo de beso fue el habitual cuando un caballero saludaba a una dama en público y le presentaba sus respetos.







Esperamos que este post te haya resultado entretenido y aportado nuevos conocimientos y/o curiosidades sobre algo tan importante a nivel social como es el saludo. Como es evidente, es imposible recogerlos todos, pero al menos sí hemos intentado hacerlo con los principales y darte alguna pincelada con otros que son realmente curiosos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos encantaría que dejases tu comentario..muchísimas gracias por visitarnos..