viernes, 7 de agosto de 2015

La tribu sudanesa Dinka





Los dinka son una tribu que vive en Sudán del Sur, en concreto se les data desde el siglo X residiendo a ambos costados del río Nilo y hablan una lengua perteneciente al grupo nilo-sahariano. Son aproximadamente algo más de un  millón y están divididos en unos 21 grupos, cada uno de ellos con su propio líder legítimo. Su principal recurso económico siempre ha sido la ganadería, no exenta sin embargo de una importante actividad agrícola y pesquera que les ha permitido ser autosuficientes a nivel alimenticio. Los hombres se ocupan principalmente del ganado y las mujeres de la actividad agrícola, cultivando mijo, sordo y maíz en pequeños huertos. Su relación con el ganado es muy peculiar, ya que lo crían pero por lo general no para luego sacrificarlo y utilizarlo como fuente de alimentación, algo a lo que sólo recurren en señal de duelo cuando fallece un miembro de la comunidad. Lo aprovechan prácticamente todo, pero lo  que más utilizan es la mantequilla y la leche y ocasionalmente beben sangre de alguna de sus reses. Cuando un varón dinka llega a la madurez se le asocia de por vida una cabeza de ganado.




  En los últimos años cada vez  va adquiriendo más importancia  el comercio. Hasta la invasión del país por los británicos eran básicamente trashumantes pero la administración británica favoreció la creación de aldeas estables que se fueron extendiendo rápidamente hasta volverse sedentarios. Son considerados, junto con los masai,  una de las tribus con mayor estatura de Africa, y a esta etnia pertenecía el exjugador de baloncesto, ya fallecido, Manute Bol, que alcanzó los 2,32 metros y llegó a jugar en la NBA.


Su sociedad es muy igualitaria, carecen de un sistema de clases sociales. Si bien hay aún bastantes  hombres que sólo tienen una esposa, la poligamia es habitual entre ellos. Mantienen la tradicional dote que la familia del novio ha de entregar a la de la novia, y por lo general se casan miembros de los diferentes clanes existentes, lo que refuerza su cohesión social. Del mismo modo, la figura del "levirato" tiene también relevancia en su organización social. Consiste en que cuando una mujer se queda viuda, se vuelve a casar con un hermano de su esposo fallecido, lo que para ellos da seguridad a la viuda y a sus hijos. En el caso de poligamia, cada co-esposa es responsable de sus propios hijos, pero  esto no impide que todos los hermanos de distintas madres se alimenten, críen y crezcan juntos.


Normalmente los dinkas llevan poca ropa, y en el caso de los hombres suele ser habitual que vayan desnudos sólo con sus clásicos collares alrededor del cuello. Las mujeres por su parte suelen llevar una piel de cabra desde la cintura. Es bastante habitual ver a los hombres con el pelo teñido de rojo, para lo cual usan orines  de vaca, y las mujeres se afeitan la cabeza y las cejas, dejando sólo un ligera capa de pelo. Precisamente su estatus social viene determinado por esos corpiños que podemos ver en la mujer dinka de la fotografía.
A nivel religioso, un 94% mantienen su religión tradicional, un 5% se han convertido al cristianismo y un 1% al islam.  Los dinka creen en un sólo Dios, llamado Nyalitch, creador y fuente de la vida, sin embargo se mantiene alejado de los problemas humanos y por ello tiene dos intermediarios, conocidos como Jak y Yath. Los antepasados, en función de la vida que llevaron, siguen "conviviendo" con la familia y los sacerdotes son los encargados de hacer sacrificios (generalmente una vaca o en menor medida una oveja) para mantener contentos a los intermediarios de modo que propicien que las cosas vayan bien para la comunidad.
Según su mitología, al principio Nyalitch vivió junto con los hombres en la tierra y estos eran también inmortales, no sufriendo por tanto enfermedad alguna y alimentándose del mijo (cereal) que el Dios les suministraba cada día. Sin embargo un día Abuk, la primera mujer creada por Nyalitch, en su ansia de moler más rápido el mijo utilizó un palo de tamaño tan grande que el mortero golpeó el cielo. A partir de ese momento, y siempre según sus creencias, su Dios abandonó la tierra, dejó solos a los humanos, y éstos volvieron a ser mortales y a estar sujetos al hambre y la enfermedad.
Añadir finalmente que los dinka junto con los nuer, son los etnias mayoritarias en Sudán y han propiciado y siguien haciéndolo importantes genocidios entre la tribu rival, hasta tal punto que tal y como declaró en 2014 el nuer Yoal Gatluak recluido en el campo de Tomping "somos enemigos históricos, irreconciliables. Luchamos unidos durante cierto tiempo para conseguir la independencia de Jartum (Sudán del Norte), pero una vez conseguida luchamos entre nosotros por el poder.....como ha sucedido sido siempre".



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos encantaría que dejases tu comentario..muchísimas gracias por visitarnos..