jueves, 15 de mayo de 2014

¿En alguna ocasión has visto una lluvia.....de peces?




Sí, en efecto, has leído bien, una lluvia de peces. No hablamos de que llueva café en el campo, que diría el gran Juan Luis Guerra, sino de lo sucedido en una pequeña aldea al oeste de Sri Lanka. Los que estuvieron encantados fueron los habitantes, que prestos procedieron a recoger el alimento que "milagrosamente" les había caído del cielo


¿Qué fue lo que sucedió?. Pues según expertos consultados por la BBC, las "lluvias de peces" suelen producirse consecuencia de grandes trombas de agua. Complejos procesos meteorológicos producen un efecto similar al de un tornado, que funciona como una aspiradora y se lleva todo lo que encuentra en su camino. De este modo, del río fueron arrastrados hasta chocar con la precipitación, momento en el cual cayeron a la superficie terrestre dejando la cena casi preparada para los habitantes de la aldea de Chilaw. Por extraño que pueda parecerte, hace aproximadamente dos daños, y esta vez al sur del país, ya se había producido una "lluvia de gambas", pero ambos fenómenos, si bien poco habituales, tienen su explicación científica como ya has podido leer hace un momento. 
Enlazando con este "misterio", en  la localidad hondureña de Yoro, situada en el departamento del mismo nombre, se produce este mismo fenómeno, siempre según sus habitantes, desde hace algo más de un siglo entre los meses de mayo y julio. Todo comienza con un oscurecimiento del cielo provocado por nubes densas, seguido por relámpagos y truenos, vientos fuertes y una lluvia copiosa con una duración de entre 2 y 3 horas (comportamiento típico de las tormentas tropicales).  Cuando la lluvia cesa, los habitantes de Yoro encuentran cientos de peces aún vivos esparcidos por el suelo. Son peces de agua dulce y no se corresponden con los que habitualmente se pueden encontrar en las cercanías. Como ves, este fenómeno, aún siendo muy poco frecuente, no resulta un hecho aislado ya que cuando menos se produce en dos continentes distintos. La explicación meteorológica es la más aceptada, aunque en Honduras hay una tradición extendida al respecto que relaciona el fenómeno con un milagro producto de la oración durante 3 días y sus correspondientes noches de un sacerdote español, el padre Manuel de Jesús Subirana que rezó pidiendo a Dios ayuda para solucionar los problemas de falta de alimento que padecían los pobres del lugar. Desde el año 1998 celebran un festival, conocido como el Festival de la Lluvia de peces.
Y es que la madre naturaleza no deja de sorprendernos.....


1 comentario:

  1. Pues si es bien curioso no habia oido hablar nunca de este fenomeno , seguro que a los habitantes del lugar como dices le habra solucionado la cena.
    Bicos mil y feliz finde wap@s.

    ResponderEliminar

Nos encantaría que dejases tu comentario..muchísimas gracias por visitarnos..